¿Es éste el futuro del retail?

¿Es éste el futuro del retail?

 

Amazon anunció su nueva propuesta de tienda de conveniencia, y le están llamando “la tecnología de compra más avanzada del mundo”. El concepto no es nuevo, pero es realmente revelador verlo en funcionamiento.

Los que estamos empapados del mundo del Retail y el camino que emprende el “Shopper“, sabemos que es realmente difícil separar el concepto “ir de compras” del concepto “gastar dinero” y el hecho de lograrlo te da una mejor posibilidad de alcanzar una excelente experiencia de usuario –Por ejemplo, usar una tarjeta de crédito/débito duele un poco menos que gastar en efectivo – Amazon se está saltando ese paso, el pago, difuminándolo entre una experiencia diferenciada de compra y un cargo a la tarjeta que probablemente muchos usuarios no vayan a revisar, entonces es justamente aquí donde surge ese Insight valioso, en el que perdemos un poco de control al momento de la compra, ya que “ojos que no ven dinero irse, corazón que no siente perderlo”.

 

Amazon no explica realmente cómo va a funcionar su nueva tienda en Seattle, si no que utiliza un lenguaje muy tecnológico para hacerlo ver complicado y después simplificarlo y compararlo con el término: automóviles de conducción automática (Self Driving Cars), usando palabras como: Computer vision, Deep Learning Algorithms, Sensor Fusion”, haciendo el concepto entendible para todos, a través del mensaje: “sólo tenés que salir de la tienda” (Just walk out).

Una de las cosas más positivas si hablamos de Merchandising, es que finalmente las personas no van a mover lo que no van a llevar del supermercado de su lugar original y ya no vamos a encontrar la carne a medio congelar en los anaqueles del cereal.

El ser humano es inteligente… mente perezoso, constantemente estamos buscando de simplificar tareas. Pasamos de utilizar solo nuestras manos a crear herramientas, a utilizar animales, a crear maquinas y hasta automatizar procesos, para reducir esa labor física, que nos evite realizar grandes esfuerzos, y terminamos por usar músculos mecánicos que no se cansan y que son más baratos de mantener a largo plazo que un salario mensual (Internet de las cosas es un excelente ejemplo de todo esto).

Mi hipótesis personal sobre esta última seguidilla de anuncios por  parte de Amazon, Tesla y McDonald’s, entre otros, es que son una respuesta a la retrógrada política de Trump, de intentar mantener la labor física y el uso continuo de combustibles fósiles. Podemos ralentizar el progreso pero no detenerlo, está justamente en nosotros verlo como eso, progreso. El hecho de tener máquinas haciendo el trabajo físico de un ser humano, abre otras oportunidades de mejora para nuestra raza, por ejemplo, labores como: dar el mantenimiento adecuado, escribir código, mantener la seguridad, pensar en más y mejor hardware para mejorar estas máquinas, genera la posibilidad de trabajos y carreras en las que ni siquiera podemos pensar ahora;  si en los ’70s le hubiera dicho a sus amigos que usted estudiaba Telemática, probablemente nadie le habría entendido porque carecíamos de contexto.

Hay un buen ejemplo para entender mejor como podemos sentirnos frente a esto:

Los caballos luditas:

Imaginemos una conversación sobre tecnología de dos Caballos en siglo 19.

Caballo 1: “Mae, ese montón de carros nos están quitando los trabajos a nosotros los caballos, está terrible, vamos a quedar desempleados e inservibles”

Caballo 2: “Bueno… la verdad, desde que hay carros siento como que nos ha tocado más fácil, te acordás de ir a la guerra, cabalgar de costa a costa para llevar correo, todo ese trabajo de cosecha de comida, estos bretes nuevos la verdad son más cómodos, más seguros” 

Es nuestra la decisión escoger cualquiera de los dos puntos de vista. Al igual que las marcas y negocios, debemos darle dirección a nuestro pensamiento y ver cómo vamos a ajustarnos a los cambios por venir, para que la curva de aprendizaje y adaptación sea lo más suave posible y no morir en el proceso.

 

Ciertamente es atemorizante pensar que vamos en camino hacia una singularidad tecnológica distópica, donde todo es automatizado y el ser humano ha dejado de ser útil (#TheMatrix #Terminator) pero, si el gobernador @Schwarzenegger no ha vuelto a este tiempo a destruir Amazon, Google, Apple o Facebook por tratar de emular a Skynet, creo que vamos a estar bien.

¿Que piensa de esta nota? ¿Qué está haciendo su negocio para adaptarse a los cambios por venir?

Juan José Coto
Director de Estrategia e Innovación
[email protected]